Revista Qué

23 Sep 2015 | Informe

Se prolonga el déficit en las cuentas porteñas

Según un estudio de la Asociación Argentina de Presupuesto, el Gobierno de la Ciudad mostró en el primer semestre un nuevo déficit en comparación a años anteriores. Además. se registraron varias subejecuciones presupuestarias.

El gobierno porteño ejecutó en el primer semestre del año un gasto en propaganda que creció más de lo que aumentaron en el mismo periodo las partidas destinadas a la salud, la educación, el trabajo y la vivienda.
Entre enero y junio, de acuerdo con un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (Asap), el gasto en publicidad y propaganda de la administración de Mauricio Macri trepó 245,2% en comparación con lo ejecutado en el primer semestre de 2014, aumento que fue cuatro veces y media mayor al incremento de lo destinado a la promoción de empleo; y seis veces superior a lo invertido en acción social.

Las cuentas del Gobierno porteño, también sufrieron un deterioro en comparación al primer semestre de 2014. En resumen, en los primeros seis meses del año, a las arcas de la Ciudad ingresaron $37.797,7 millones y fueron erogados $36.221,9 millones, lo que deja un superávit de $1.575.8 millones. “Estos números marcan un deterioro de las cuentas publicas con respecto a lo registrado en el mismo período del ejercicio anterior, con una caída del 46,6% interanual para el superávit primario y del 59,9% para el financiero. De esta manera, se refuerza la previsión deficitaria ya expresada en el Presupuesto, tal como viene ocurriendo desde 2011”, sostiene el informe.
Asimismo, ese crecimiento del gasto en publicidad del gobierno porteño fue siete veces y media más que lo desembolsado en salud; nueve veces más alto que lo distribuido en educación; y 13 veces por encima de lo dedicado a su política de viviendas, la cual, según el ministro de Desarrollo Económico porteño, Francisco Cabrera, si Macri llega a ser presidente se traducirá en la construcción de un millón de viviendas a través del fomento del crédito hipotecario, como el Procrear, y otras 600 mil viviendas sociales, en cuatro años.

Pero además, del primero al segundo trimestre del año, Macri recortó los presupuestos de estas cinco áreas en $ 183,4 millones, mientras que la partida destinada a publicidad la incrementó en $ 180,5 millones de un trimestre al otro.

Baires. Agosto 12 de 2015. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, puso a disposición de los municipios afectados por inundaciones en la provincia de Buenos Aires, todo el mecanismo de con que cuenta la ciudad para dar respuesta inmediata a situaciones de emergencia.  Foto Nahuel Padrevecchi-gv/GCBA.-

Baires. Agosto 12 de 2015. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, puso a disposición de los municipios afectados por inundaciones en la provincia de Buenos Aires, todo el mecanismo de con que cuenta la ciudad para dar respuesta inmediata a situaciones de emergencia.
Foto Nahuel Padrevecchi-gv/GCBA.-

En publicidad, el presupuesto porteño tenía destinados en el primer trimestre $ 855,2 millones para todo el año, que tres meses más tarde se convirtieron en $ 1.035,7 millones, producto de una readecuación de partidas, que significó incrementar el dinero destinado a propaganda en un 21,1%.

Este aumento de la partida de publicidad se hizo en desmedro de lo destinado a salud, acción social, educación, trabajo y vivienda.

En tanto, el presupuesto de salud se redujo en $ 96 millones, 6,61% menos de un trimestre al otro, y su ejecución aumentó 32,5% interanual, 7,5 veces menos que el de publicidad.

En los últimos días se conoció que “en los últimos 18 meses” el Hospital Garrahan sufrió “un recorte de $ 450 millones” en los fondos que debe girarle el gobierno porteño como contrapartida de los que aporta Nación.

En el área de acción social, el macrismo gastó en la primera mitad del año 40,8% más que el año pasado, o sea, 6 veces menos que lo que incrementó el desembolso de publicidad.

Para educación, la inversión ejecutada en el primer semestre aumentó 27,7%, suba nueve veces menor a la experimentada por la de la pauta publicitaria porteña.

Lo desembolsado en el área de trabajo aumentó 52,8%, pero ese incremento también estuvo cuatro veces y media por debajo del aumento en publicidad.

En tanto, en el presupuesto ejecutado en el primer semestre, en vivienda, la suba fue la más baja de las cinco áreas analizadas, con apenas 18,7% interanual, 13 veces menos que el incremento en propaganda.

 

Compartir
?