Revista Qué

22 Ene 2017 | Larreta lo analiza

¿Cómo serán las elecciones?

El fracaso de la reforma política en el Senado de la Nación dejó a la ciudad de Buenos Aires en una encrucijada: comicios desdoblados o unificados con sistema mixto (papel y BUE) o sólo papel. Desde el Gobierno evalúan los tres escenarios electorales pero se optaría por el desdoblamiento. La fecha máxima para definirlo es […]

El fracaso de la reforma política en el Senado de la Nación dejó a la ciudad de Buenos Aires en una encrucijada: comicios desdoblados o unificados con sistema mixto (papel y BUE) o sólo papel. Desde el Gobierno evalúan los tres escenarios electorales pero se optaría por el desdoblamiento. La fecha máxima para definirlo es el 3 de marzo.

Boleta Única Electrónica

De haber prosperado en el Senado de la Nación la media sanción que había obtenido la reforma política en la Cámara baja, las elecciones de la ciudad de Buenos Aires hubieran sido, sin duda, unificadas con las nacionales en octubre.

Sin embargo los senadores kirchneristas le bajaron el pulgar y el panorama se complicó. Es que en la ciudad de Buenos Aires se definió la utilización de la Boleta Única Electrónica (BUE) que debutó en el 2015 con muy buenos resultados, por tanto la forma de votar con la Nación ya es distinta.

Eso quedó reflejado durante los comicios presidenciales donde los porteños luego de haber estrenado la BUE tuvieron que votar nuevamente con la boleta de papel y no sólo se notó en la fiscalización de la elección sino también en los tiempos que demandó el escrutinio.

Cabe mencionar que el Gobierno de la Ciudad, luego de un muy buen trabajo realizado por el Ministerio de Gobierno mediante la Subsecretaría de Reforma Política se elaboró un proyecto de ley de Código Electoral propio para la Ciudad. El mismo se nutrió de una serie de mesas de diálogo que se llevaron a cabo durante el 2016 e ingresó a la Legislatura a fin de diciembre pasado.

Si bien el Ejecutivo intentará sancionarlo lo antes posible está claro que los tiempos permitirán su implementación recién para el 2019.

Frente a esta situación actualmente el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta analiza tres posibles escenarios para determinar la convocatoria a elecciones de la Ciudad.

La primera es la simultaneidad con la convocatoria nacional. La Ley 15.262 permite tanto que la Ciudad como las provincias se adhieran a la fecha dispuesta por las elecciones nacionales. En tal caso, salvo convenio entre partes, la Ciudad vota utilizando el sistema de votación dispuesto por el Código Nacional Electoral, la tradicional boleta múltiple partidaria.

En caso de que la Ciudad quiera acogerse al régimen debe comunicárselo “al Poder Ejecutivo Nacional con una antelación de por lo menos 60 días a la fecha de la elección nacional”.

Considerando que el Código Electoral Nacional establece que “la elección de cargos nacionales se realizará el cuarto domingo de octubre” y la Ley Nacional 26.571 que las elecciones primarias “deben celebrarse el segundo domingo de agosto”; sumado a que la Ley 4.894 de la Ciudad determina que la convocatoria a elecciones primarias la realizará el Jefe de Gobierno al menos noventa (90) días corridos antes de su realización; el Jefe de Gobierno tendría como fecha límite el 14 de mayo para adherir a la simultaneidad.

El segundo escenario implica fecha simultánea pero diferentes sistemas de emisión del voto. Esta posibilidad depende de la aprobación de un convenio por parte de la Justicia Nacional Electoral.

Asimismo considerando que en el año 2015 el proceso de licitación de tecnología insumió un mes y medio para poder cumplir con los tiempos administrativos de la gestión electoral, fines de febrero es el tiempo límite.

Cabe destacar que la única provincia que hasta el momento ha determinado que realizará este tipo de proceso, mismo día con dos sistemas diferentes (boleta partidaria para cargos nacionales y única para cargos locales) es Santa Fe y fue el primer distrito del país en convocar a elecciones, el 27 de diciembre de 2016, para poder cumplir con los tiempos administrativos.

El tercer escenario, sin dudas el más probable, es que los comicios sean desdoblados. Considerando que las elecciones nacionales, PASO y generales, se realizarán el 13 de agosto y 22 de octubre, las elecciones subnacionales deben contar con una separación de por lo menos 30 días respecto a estas fechas, por lo cual deberán ser anteriores al 12 de julio y 22 de septiembre; o posteriores al 22 de octubre.

Asimismo el Jefe de Gobierno debe realizar la convocatoria con 90 días de anticipación por ley, a lo cual se suma la necesidad de realizar dicho convocatoria con por lo menos 30 días más en razón de los tiempos propios de la licitación de tecnología.

A modo de ejemplo en 2015 el Ejecutivo realizó con 120 días de anticipación a las PASO, el 29 de diciembre de 2014 para votar el 26 de abril de 2015.

En este sentido de convocarse elecciones primarias a finales de enero o principios de febrero se podría votar en junio; mientras que finales de febrero habilitaría a votar en julio (siendo la fecha límite).

Sin embargo considerando que “las elecciones primarias se celebran con una antelación 65 días corridos ni mayor a 120 días corridos de las elecciones generales”, los comicios generales deberían realizarse entonces entre el 14 de agosto y 22 de septiembre o también pasado el 22 de octubre, sólo en el caso de que las paso sean convocadas para julio.

En resumen, teniendo en cuenta los tres escenarios posibles, la convocatoria en caso de adhesión total puede realizarse hasta mayo; pero en caso de adhesión a la fecha pero no al sistema de votación o desdoblamiento se debería convocar, como máximo, hasta el 3 de marzo.

Ahora bien, todo parece indicar que el PRO optará por desdoblar los comicios y hacer la elección local de manera anticipada a la fecha dispuesta a nivel nacional. Los porteños votaremos cuatro veces este 2017 y con dos sistemas distintos de emisión del voto.

Compartir
?