Revista Qué

26 Ago 2015 | Manejo presupuestario

Subejecuta y, además, pide

Esta semana la Legislatura tratará el pedido de ampliación presupuestaria de 4 mil millones, para el que Macri confía en tener los votos necesarios. En el medio, llegó la ejecución al segundo trimestre y otra vez hay menos gastos en áreas internas como Vivienda o Desarrollo Social.

Más allá de que la problemática de la falta de acceso a una vivienda digna está abordada por distintas áreas, un dato pone de manifiesto la deuda del gobierno porteño en esta materia: en la primera mitad del año, gastó “0” pesos del programa Reintegración, Integración y Transformación de Villas del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC).

Del 1.735.000 de pesos  -una suma por demás módica- que previó destinar para este año no ejecutó nada. No es una realidad exclusiva del programa, sino que afecta a la realidad del organismo dentro del que se encuentra. El IVC ejecutó en los primeros seis meses apenas el 25% de su presupuesto, cuando debía haber ejecutado en realidad el doble. Invirtió cerca de 300 millones de pesos de los más de mil millones que tiene destinados para gastar.

Así se desprende del informe sobre la ejecución presupuestaria al segundo trimestre de los casi 85 mil millones que tiene para gastar Macri. El documento elaborado por el ministerio de Hacienda llegó apenas quince días después del pedido de ampliación presupuestaria por 4 mil millones que mandó el Jefe de gobierno a fines de julio.

La ampliación presupuestaria se ciñe en su mayor parte a la adecuación de la pauta salarial (ver más adelante) y sólo en algunos casos se puede establecer una relación con la ejecución del presupuesto vigente. Aun así, la subejecución forma parte de un panorama ya conocido para diputados opositores.

El informe que mandó Néstor Grindetti parece “prolijo” en una mirada superficial. La mayoría de los ministerios ronda el 50% de su ejecución a excepción de dos. Uno, el ministerio de Gobierno, la cartera que conduce Emilio Monzó, se encuentra en un 38% de la ejecución de su presupuesto para la mitad del año.ejecución por áreas

No obstante, más llamativa es la situación del ministerio de Desarrollo Urbano, a cargo de la mayoría de las obras en la Ciudad que sólo ejecutó hasta junio el 32,02% del Presupuesto. Se trata de una tendencia que se repite. Para la ejecución del 1º trimestre el área que controla el arquitecto Daniel Chain había usado sólo el 9% del presupuesto (ver edición Nº 37 de Qué).

De todas maneras, la mayor parte de los baches aparece en las áreas y programas internos de las diferentes jurisdicciones de la estructura gubernamental de la Ciudad. Por caso, el programa de Transformación de las Villas tiene entre sus objetivos “brindar una solución definitiva a la exclusión social urbana”, a pesar de que no ha gastado un sólo centavo.

Vale destacar, además que en la aprobación del Presupuesto 2015 este programa tenía aún menos recursos de los que cuenta en la actualidad, debido a “los superpoderes”: la facultad de reasignar partidas que delegó hasta en un 5% la Legislatura en la lapicera del ingeniero Macri.

Cuando los legisladores lo aprobaron en 2014 tenía establecido 935 mil pesos, y en la ejecución al 2º trimestre aparece con 800 mil pesos de más que, de todas maneras, hasta ahora no se usaron. La mención de este dato cobra relevancia en lo que constituye una de las principales deudas de la gestión, apuntalada tanto desde ECO como del Frente para la Victoria.

En diciembre de este año, el gobierno porteño debe informar de su cumplimiento a la orden judicial de urbanizar el barrio Papa Francisco, mal llamada villa 20, motivo por el que ya hay distintos pedidos de informes que están siendo “analizados” en comisiones para conocer el avance de obras.

Pero no es el único punto flojo del PRO. Por caso, el programa de Supervisión de Establecimientos de Adultos Mayores del ministerio de Desarrollo Social destinó poco menos del 35% en el período analizado y no se trata de un área que pase inadvertida en 2015. El 18 de mayo murieron cuatro ancianos en el geriátrico “San Marcos” del barrio de Belgrano.

subejecución en áreas internas

En efecto, la comunera K Julieta Costa Díaz denunció poco después que el geriátrico “no figura en el registro de establecimientos de la actividad, cuyo dueño original falleció y quien maneja la instrucción es la sucesión con uno de sus herederos” (ver edición Nº 33).

Los números no sólo no cierran en ese lugar. En Desarrollo Social, la Unidad de Coordinación de Políticas Sociales con Adicciones puso en práctica poco más de 17 millones de los más de 66 millones que tiene habilitados para gastar. “Los presupuestos se han caracterizado por su desprecio social”, había afirmado a Qué la economista cercana al gobierno, Fernanda Vallejos.

La política de atención a las adicciones está anclada, en sus fundamentos, por un lado, en el trabajo de medición de la problemática y, por el otro, en la construcción de “mecanismos sociales que contribuyan a evitar el consumo de drogas” mediante las organizaciones de la sociedad civil.

Sin embargo, más allá de estos supuestos, resulta extraño que pese a la importancia que se le asigna haya ejecutado apenas el 25% en la primera mitad de 2015. Algo parecido a lo que ocurrió con la partida para Desarrollo Integral Infantil de la dirección general de Niñez y Adolescencia que gastó el 20,68 en este tiempo.

Se trata del programa que tiene a cargo los Centros de Desarrollo Integral (CEDIs), que promueven la estimulación oportuna y el desarrollo de la primera infancia, los Centros de Acción Familiar (CAF), las Casas de Niños, Niñas y Adolescentes y las actividades recreativas de integración social como Juegotecas. Devengó hasta junio más de 55 millones de pesos de los 258 que tiene asignado.

El economista Lucas Llach -ex precandidato a vicepresidente- había manifestado a este medio que las prioridades “no están bien en la Ciudad”. “Hay un tema de gravedad de prioridad en el gasto”, opinó en relación a la postergación de áreas como la Educación y la Salud.

En el caso de la Salud resalta el manejo de recursos del Instituto Autárquico del Transplante, donde se gastó el 12,44% en el primer semestre, que en números significa más de un millón de pesos del total de 10.629.717 pesos que los legisladores aprobaron para los doce meses de 2015.

Por otro lado, en cuanto a los proyectos de infraestructura, el ministerio de Desarrollo Urbano -el más atrasado en la ejecución de su Presupuesto- lleva al parecer como una carga la Unidad de Proyecto Especial del Arroyo Maldonado, para el que devengó tan sólo el 0,09%, una ínfima parte.

Si bien la Ciudad no sufrió inundaciones en el último período, resta conocer si están cumplidos los objetivos en este apartado del Plan de Riesgo Hídrico del gobierno porteño, pese a que había presupuestado redes secundarias este año en el arroyo.

En suma, se trata de un documento que los diputados comenzarán a analizar detenidamente en poco tiempo y que les servirá de instrumento para cuando llegue en los próximos meses el Presupuesto de 2016. La evolución del gasto se tiñe por ahora de rojo en distintos programas de áreas internas.

 

Ampliación

 

Este jueves la Legislatura tratará la ampliación presupuestaria de $ 4.264.727.000. La mayor parte corresponde a la pauta salarial, algo que el macrismo le salió a recalcar a la oposición desde un primer momento, en comparación a las ampliaciones de años anteriores muy superiores a este monto y que incluían otros ítems.

“Se trata de una de las ampliaciones más bajas porque el Presupuesto 2015 es el primero que se elaboró con estadísticas propias. Se calculó entonces una inflación del 28%”, afirmó el subsecretario de Gestión y Administración Financiera del ministerio de Hacienda, Martín Mura, en la primera reunión con los diputados.

ampliación presupuestaria

A ciencia cierta, los dos bloques mayoritarios el Frente para la Victoria y Energía Ciudadana Organizada (ECO) aún no hicieron explícita su postura pero legisladores dejaron trascender a Qué que convalidarán el proyecto, dado que solamente se refiere “al inciso 1”, es decir a las remuneraciones de personal.

En un principio, los 450 millones destinados a Educación privada así como los contratos por locaciones habían hecho ruido en los diputados que poco después limaron los detalles. En efecto, en el informe desagregado, en el ítem de educación privada se contemplan también recursos para bomberos voluntarios y ex combatientes de Malvinas, algo que llamó la atención opositora.

En esa línea, el PRO le enrostró al kirchnerismo que la ampliación es menor a otras ocasiones porque se estimó una inflación del 28%. Y, al final, según dicen, fue del 29,50%.

Los técnicos del ministerio de Hacienda proyectaron, a la luz de los nuevos datos, un crecimiento positivo del 0,5% del Producto Bruto Geográfico para 2015 en comparación al año anterior.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 46 DE QUÉ

Compartir
?