Revista Qué

15 Abr 2015 | Frente Surgen

Tumini: “El gran desafío es reagrupar a la fuerza progresista”

Precandidato a jefe de gobierno por SurGen, responsabiliza a Carrió por la disolución de UNEN y tilda a Lousteau de “pseudopositor” al PRO. “Dejaron huérfanos a los que nos votaron en 2013” , dijo a Qué.

-¿Qué representa su candidatura?
-El deseo de reagrupar a los sectores progresistas de UNEN, que fue una excelente opción electoral con un rasgo marcadamente progresista frente al PRO, rota por Elisa Carrió a partir de su acercamiento a Macri. El radicalismo cierra con el PRO, Martín Lousteau acuerda con eso y rompen UNEN y dejan huérfanos de representación a los sectores que votaron al espacio en 2013.

-¿Y por qué no hubo candidato de consenso en SurGen?
-Aprecio muchísimo a Sergio Abrevaya, pero tenemos distintas miradas de cómo propugnar el reagrupamiento del progresismo. El tiene una mirada más institucional, señalando lo que hay que hacer. En mi caso, sin despreciar eso, propongo darle importancia al aspecto político ideológico. La ruptura de UNEN conllevó una alta dosis de debate que nosotros tenemos que explicar, porque una propuesta de vivienda nuestra se puede asemejar a una de Lousteau, que la acomoda a la pseudoposición que es. Por eso mi lema es “Ni Macri ni Carrió”.

-¿Es atractivo ese debate político ideológico para el electorado porteño?
-En mi opinión tiene un grado de atracción para el sector al que aspiramos representar. Es cierto que el PRO está muy fuerte y hace mucho tiempo tiene caracterizado al FpV como rival. Nosotros intentamos instalar una oposición al PRO y existe un importante interés político ideológico en un segmento de UNEN.

Varias Diego 009-¿Se busca así la construcción de un espacio más amplio de la izquierda?
-Sí. Es una opción a futuro. Con seguridad, el próximo Gobierno nacional y el de la Ciudad van a ser de derecha. El gran desafío es reagrupar la fuerza progresista para ser la oposición y alternativa a esos gobiernos. Eso lo tenemos que empezar a hacer en este proceso electoral.

-¿Cómo se milita en campaña la oposición al PRO ante su fuerza electoral?
-A partir de la observación de los rasgos reales de la Ciudad que ha construido Macri. Es cierto que hubo mejoras en el espacio público y en el transporte con el Metrobus, pero también es cierto que bajó el presupuesto en Educación y que creció la deserción escolar. También bajó el presupuesto en Salud y aumentó la mortalidad infantil, y se dio vía libre a la especulación inmobiliaria que invalida el derecho a la vivienda, y no se urbanizaron las villas, como se prometió. Esto, sin mencionar el tremendo gasto en publicidad para su campaña presidencial que aumentó del 0,3% al 1,7% del PBI, casi 10.00 millones. Además en los impuestos se ve el concepto neoliberal: ha subido un 700% el ABL y un 600% Ingresos Brutos.

¿Cómo se explica la deserción de Solanas y la renuncia de sus referentes que integraban al principio su lista?
-Pino no desertó. El y su partido siguen siendo parte de SurGen. En realidad, opinó que al no lograrse una lista única prefería no apoyar a ninguna y sus referentes se sintieron desautorizados luego de eso. Tenía muchas expectativas en una nómina de consenso. Pero no tengo duda de que después de las Pri-marias, Pino va a ser parte de nuestra propuesta.

-¿Qué panorama ve en el orden nacional?
-La derecha va a gobernar y se va a unir. Tenemos la obligación de reconstruir una oposición progresista vigorosa, que se manifieste en el proceso electoral y también luego.

-¿Un escenario similar al que se dio en el menemismo?
-Vamos a un escenario más complicado. El menemismo tuvo una situación internacional y nacional complicada en lo económico a la que resolvió vía endeudamiento y luego explotó. Creo que ahora la situación internacional es mejor por lo que seguramente vamos a tener una derecha más peligrosa.

LEA LO NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 27

Compartir
?