Revista Qué

30 Ene 2017 | contra la empresa uber

La Justicia rechazó el pedido de detención

El Fiscal de Cámara de la Unidad Fiscal Oeste, Martín Lapadú, había solicitado la detención de los directivos de la empresa UBER por incumplir la clausura impuesta por la justicia para la realización del juicio oral, pero la jueza Maria Fernanda Botana, subrogante de la Dra. Claudia Álvaro, rechazó “enfáticamente la solicitud”. No obstante, la jueza […]

El Fiscal de Cámara de la Unidad Fiscal Oeste, Martín Lapadú, había solicitado la detención de los directivos de la empresa UBER por incumplir la clausura impuesta por la justicia para la realización del juicio oral, pero la jueza Maria Fernanda Botana, subrogante de la Dra. Claudia Álvaro, rechazó “enfáticamente la solicitud”.

uber

No obstante, la jueza Botana rechazó “enfáticamente la solicitud- efectuada por el Fiscal Lapadú- de aprehensión de Mariano Otero”. El fallo reza que se negó el pedido por ser “manifiestamente improcedentes” por lo cual, “los directivos de Uber no podrán ser detenidos bajo ningún argumento”.

“Al mismo tiempo, la misma jueza prohibió llevar adelante el bloqueo del sitio web de UBER en todo el país hasta tanto la Cámara de Apelaciones del fuero confirme esta decisión” afirmaron desde Uber.

“Vale aclarar que dicha Cámara ya se había manifestado prohibiendo el bloqueo. En efecto, tanto la titular del Juzgado, Dra. Álvaro, como la mencionada Cámara, ya habían manifestado con anterioridad que no es posible efectuar el bloqueo ya que la Justicia local de la CABA no puede ordenar medidas fuera de dicha Ciudad” continuaron desde la empresa internacional.

El pedido de detención, que fue presentado ante el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 16, alcanzaba a Diego Mariano Oliveira, gerente general de UBER Argentina, y a Mariano Otero, CEO de la empresa.

El fiscal porteño basó ambas solicitudes (detención y bloqueo de página y aplicación) en que los directivos de UBER nunca cesaron en sus contravenciones, omitiendo por completo los mandatos judiciales, continuando con la actividad ilícita. Según se denunció, la empresa cuestionada por los taxistas porteños continúa haciendo uso indebido del espacio público. Desde hace nueve meses, plantea la denuncia, que los ejecutivos de la empresa se encuentran violando la clausura impuesta.

Oliveira y Otero, los imputados, se hicieron presentes en la Fiscalía Oeste junto a su abogado defensor, quien presentó una eximición de prisión para sus defendidos justo el día posterior a la petición del fiscal. Asimismo, ante el pedido de extender a nivel nacional el bloqueo de la página web y de la aplicación, la Jueza Maria Fernanda Botana hizo lugar para que las empresas que dan servicios de Internet desarticulen ambas opciones.

Desde la empresa Uber expresaron informalmente: “El fiscal dijo que pidió la detención, lo cual es cierto. Lo que no dijo es que se lo rechazaron jaja”.

Durante la investigación, se pudo comprobar que hay riesgos para preservar pruebas sumamente trascendentes para la pesquisa. Se conoció que la firma UBER tiene la capacidad de alterar o borrar remotamente a través de su aplicación los registros de los socios de la empresa, y esa situación representa un riesgo para la prueba, por lo que el bloqueo supone un resguardo mucho más efectivo de éstas.

Las contravenciones por las que se los señala son sancionadas en los artículos 73 y 83 del Código Contravencional, y provocan un serio peligro para la salud y seguridad de las personas.

El artículo 83 prevé que “Quien realiza actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público, es sancionado/a con multa de doscientos ($ 200) a seiscientos ($ 600) pesos”. En tanto que el 73 describe que “Quien viola una clausura impuesta por autoridad judicial o administrativa, o incumple una sanción sustitutiva o accesoria impuesta por infracción al régimen de faltas por sentencia firme de autoridad judicial es sancionado/a con cinco mil ($ 5.000) a sesenta mil ($ 60.000) pesos de multa o arresto de cinco (5) a veinte (20) días”.

Compartir
?