Revista Qué

27 Abr 2017 | Kamasutra

Posturas según la forma del pene

Hay diferentes tipos de pene no sólo según su tamaño y su forma, por ello te mostramos qué posturas del kamasutra van mejor con cada uno de éstos.

El placer sexual no sólo viene con la exploración de nuestro cuerpo sino también con la estimulación adecuada de cada zona erógena del cuerpo.

Y en el caso de los chicos, la forma del pene influye de manera determinante para conseguir las posturas sexuales que generen mayor satisfacción para ambos. Se trata de aprovechar la anatomía lo mejor posible.

Por eso, una serie de instrucciones para disfrutar más del sexo no viene nada mal.

Tengamos en cuenta que la teoría es muy fácil, pero con confianza y paciencia cualquier postura del kamasutra es posible.

Con predisposición y actitud, todo puede llegar extremadamente placentero; por ello, cuanto más conozcamos sobre anatomía, más disfrutaremos en la cama.

Existen determinadas posturas sexuales para favorecer el desempeño sexual según el tipo de pene. Los hay rectos, curvos, con forma de seta (hongo), plátanos y conos.

Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. Conociendo esto, el placer en la sexual está garantizado.

PENE CONO: El pene cono, como su nombre y dibujo indica, es un tipo de pene más ancho en la base que se va estrechando hacia la punta.

A Favor: Su forma permite una penetración menos dolorosa que con otros tipo de penes ya que se introduce primero una parte más estrecha y se va ensanchando a medida que se adentra en la cavidad vaginal, lo que permite una dilatación idónea. Como la entrada es más suave, este tipo de pene es perfecto para penetraciones profundas. La más común es la postura del perrito, pero también la postura de la cuchara o la cowgirl (ella arriba de espaldas), precisamente por permitir esa mayor profundidad.

En contra: Para alcanzar el punto G, si el glande es muy fino, habrá que ser más ingenioso que con otro tipo de penes. Aquí el juego de cadera para tocar la pared vaginal será fundamental. Igualmente hay que tener cuidado con las felaciones.

PENE BANANA: La forma, en este caso, es muy similar al de un plátano, siendo más estrecho en la base y la punta y más ancho en su tronco.

A Favor: Es el mejor pene para la penetración. Su forma estrecha en el glande facilita la dilatación, por lo que se adentra de forma suave. El tronco permite que se estimule la pared vaginal, por lo que las posturas recomendadas aquí son donde más se apriete el pene (adentrándose desde atrás, o con las piernas juntas) son aún más placenteras al aumentar la fricción. El sexo oral también es perfecto.

En contra: Si el tronco del pene es demasiado grueso, puede que sea necesaria la lubricación para evitar molestias durante la penetración. En todo lo demás, este pene no tiene ninguna pega.

PENE SETA: El pene seta tiene como característica principal un glande más ancho que el tronco y la base del propio pene.

A favor: Su enorme glande hace de este un pene ideal para practicar la felación: él disfrutará mucho más de la experiencia y a ti te resultará más fácil darle placer jugueteando con su glande. En cuanto a las posturas del kamasutra más adecuadas, el misionero se encuentra en el podio.

En contra: La mala noticia con este tipo de pene, además de que puede resultar molesta una penetración muy profunda, es que el sexo anal es mucho más doloroso y por tanto no está muy recomendado. Si la pareja está ávida de él, se puede recurrir a una buena dosis de lubricante. De este modo, la penetración será menos molesta.

PENE CURVO: Otra de las formas más comunes del pene es el pene curvo. Una ligera curvatura en el pene es totalmente normal y no hay de qué preocuparse y, de hecho, puede dar mucho más placer que otros.

A favor: Gracias a su forma es mucho más fácil acceder al punto G y, por lo tanto, el orgasmo y el placer femenino están asegurados. Según su curvatura, se recomiendan distintas posturas del kamasutra. Si está curvado hacia arriba, el misionero; si lo está hacia un lado, la cucharita; si es una curva hacia abajo, el perrito. En el caso de realizar una felación, se puede alcanzar mucha más profundidad.

En contra: Según el grado de curvatura algunas posturas pueden resultar dolorosas (aquí también influye el tamaño, claro). En este caso, y cómo hay muchas posibles formas de pene curvo, lo mejor es probar con las posturas arriba recomendadas e ir probando otras nuevas parecidas. Otro inconveniente se encuentra con sexo anal, pues puede resultar un poco molesto.

PENE RECTO: Esta es, probablemente, la forma de pene más común. Su forma, como ves en la imagen, es completamente recta y algo puntiaguda hacia el final.

A favor: Al ser un pene uniforme, este tipo es el más adecuado para practicar sexo anal. Se adapta perfectamente a la estrechez ya que el glande es del mismo tamaño que el resto. En cuanto a las posturas del coito convencional, aquí son ideales las clásicas, ya que estimulan la vagina de forma homogénea.

En contra: Cuidado con la penetración profunda si el pene lápiz es muy largo, puede llegar a ser doloroso en la penetración vaginal o incluso al practicar una felación. Lo mejor, en ese caso, es ir poco a poco y descubrir cómo se sienten más cómodos.

 

Compartir
?