Revista Qué

23 Feb 2015 | Turquía

Sex Shop te enseña hacer el amor en Islam

No se sabe si la iniciativa es vista con buenos ojos por el jefe del Gobierno, pero la prensa de Ankara indicó la aparición en internet del primer sitio turco de venta de productos ligados al sexo, que se define como conforme a los dictámenes islámicos.

sex shop 2“Sex Shop” es la propuesta de un online turco que surgió hace casi dos años y bate récord de visitas. El sitio ofrece desde preservativos, cremas afrodisíacas, estimulantes y retardantes, entre otros.

También que actúa también como portal para ilustrar cómo hacer el amor de forma apropiada bajo los preceptos musulmanes.

Al abrir la página www.helalsexshop.com hay dos opciones, según el sexo, para acceder al catálogo de productos y respetar así la separación entre hombre y mujeres.

Vibradores y consoladores son considerados “haram” (prohibido por la religión), y no están a la venta en este primer sex shop “musulmán” de Turquía.

Por empezar, la presentación no tiene nada que ver con los sex-shops de estilo occidental: en la página inicial, por ejemplo, no hay nada erótico.

Sobre un fondo de anchas franjas blancas y violetas, se distingue la silueta de un hombre en traje tradicional sentado y con aspecto meditativo: es allí donde hay que cliquear para ver los productos para hombres.

Debajo se ve una mujer con velo y la cabeza inclinada, también de perfil: entre ambos, una leyenda en negro y rosa informa que se ingresó en un “sex-shop halal” virtual, conforme a los preceptos religiosos musulmanes.

El sitio presenta los productos en venta, indicó Hurriyet, como “completamente seguros y halal”. El catálogo es muy restringido respecto de los sex-shops habituales de Occidente: no hay ni videos desenfrenados, ni fantasiosos juguetes eróticos.

Una crema estimulante del orgasmo es el producto estrella en la sección femenina, mientras que los geles retardantes son los más vendidos entre los hombres. Además, el sex shop da consejos sobre cómo hacer bien el amor bajo las normas del Islam.

Los juegos previos, las bromas y los besos son descritos como una obligación para un buen amante musulmán.

No debéis entrar en vuestras mujeres como animales”, recomienda el portal.

Otras sugerencias son taparse durante el acto, no mirar a los órganos sexuales y no hablar demasiado, y se describe el sexo anal y el oral como un gran pecado.

Por lo demás, se da permiso para usar la imaginación, siempre y cuando se sigan esas reglas.

La noticia de este “sex shop” halal ha acaparado la atención de los principales diarios, que en sus ediciones online muestran miles de comentarios sobre esta iniciativa.

Compartir
?