Revista Qué

31 Ago 2015 | Cuando tu destino es retar a la suerte....

Viajes extremos

Si el sueño de tu vida es viajar, explorar nuevas culturas y deseas conocer otros paisajes, existen algunos lugares en el mundo donde viajar puede tornarse peligroso.

viajes 2 viajes 3piscina-del-diablo-13Muchos de estos lugares se han convertido en atracciones turísticas, pero no podría haber sido la mejor idea para convertirlos en destinos turísticos.

Hermosos y con paisajes dignos de ser vistos, tienen algo que hace que cualquier visita sea, además de complicada, una aventura algo difícil de digerir.

Uno de ellos es la montaña Hua-Shan en China, donde miles de turistas se atreven a desafiar el peligro. Ubicada en la provincia de Shaanxi, tiene el privilegio de poseer, para ascender a los templos taoístas de su cumbre, uno de los senderos más escarpados y peligrosos del planeta.

Apenas unos tablones temblorosos incrustados en la roca son el único paso para ascender por la montaña. No en vano se presupone más de un centenar de accidentes, la mayoría mortales.

Actualmente está formado por cinco picos, de los cuales el más alto es el pico Sur de 2.160 m. El tren rápido que va desde Railstation north de xian sale 54 yuanes, y los tickets para la montaña, 180 yuanes por persona. La subida a pie tarda entre 3 o 4 horas.

Por su parte en las cataratas Victoria- África, se encuentra la piscina natural más peligrosa. Una piscina, que se encuentra justo en el borde de la cascada, donde el agua se precipita con una fuerza sin precedentes. No es la piscina más grande del mundo, pero sí una de las más peligrosas.

De hecho, es doblemente peligrosa, primero por el abismo y en segundo lugar porque en cuestión de minutos, el caudal puede subir hasta un metro, con lo que aumenta el riesgo de caer.

Para disfrutar de ellas con seguridad, sólo se autoriza el baño entre los meses de septiembre y diciembre, que el caudal presenta niveles más bajos de agua.

Para acceder a la piscina debes  ir hasta la Isla Livingstone, en la que podrás comprar tu entrada por cinco libras esterlinas. La entrada incluye servicios de guía que te darán instrucciones, para disfrutar seguro.

Por último, la carretera de la muerte, en Bolivia, donde un tour de descenso en bicicleta de más de 3.500 metros en cinco horas da qué hablar.

La primera parte es prácticamente asfalto, combinado con el frío de la altura, debido a la cercanía de la cordillera. Ya en el poblado de Unduavi es posible advertir el cambio de clima y de paisaje propio de la selva.

Se trata de un recorrido que se puede hacer en bicicleta, con la ayuda de guías que acompañan. El tour comienza a las 7, donde un bus los lleva hasta la cima.

Compartir
?