INICIATIVA DE 'LILITOS'
29/07/2020
El oficialismo porteño insiste en regular el Teletrabajo en la Ciudad
Legisladores de la Coalición Cívica que forman parte de Vamos Juntos impulsaron un proyecto de ley para crear un marco normativo que permita el trabajo a distancia, sin perjuicio de los Convenios Colectivos de Trabajo.

La iniciativa de legislador Facundo Del Gaiso busca regular la modalidad de teletrabajo en aquellas actividades que por su naturaleza y características lo permitan, sin perjuicio de las condiciones particulares que se establezcan en los Convenios Colectivos de Trabajo.

La medida que lleva la firma de varios de sus compañeros de bloque, entiende al teletrabajo como “toda realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios en las que el objeto del contrato o relación de trabajo es realizado total o parcialmente en el domicilio del trabajador o en lugares distintos del establecimiento organismo contratante, mediante la utilización de cualquier tipo de tecnología de la información y de las comunicaciones (TIC)”.

Asimismo, el texto prevé que “los Convenios Colectivos de Trabajo deben, acorde con la realidad de cada actividad, establecer una combinación entre prestaciones presenciales y por teletrabajo” y establece que “la persona que trabaja bajo la modalidad telemática no podrá ser inferior a la que percibían o percibirían bajo la modalidad presencial”.

Además plantea que “la vinculación a través de la modalidad de teletrabajo resulta del consenso entre el trabajador y el organismo contratante. El traslado de una posición de quien trabaja de manera presencial a la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor, debe ser voluntario y su consentimiento prestado fehaciente por el trabajador”.

 No obstante, indica que “en caso de que la modalidad de teletrabajo se acuerde con posterioridad al inicio de la relación laboral, cualquiera de las partes podrá unilateralmente volver a las condiciones originalmente pactadas en 30 días hábiles” y remarca que “esta opción reversibilidad solo podrá ser utilizada una vez por año y deberán aducirse causales que justifiquen la misma”.

Por otra parte el proyecto de ley también establece que “la persona que trabaja bajo la modalidad de telemática tendrá derecho a no ser contactada y a desconectarse de los dispositivos digitales y/o dispositivos de la información y comunicación fuera de su jornada laboral y durante los períodos de licencia. Durante estos períodos nos podrán exigirse tareas vinculadas a su labor”.

A su vez plantea que el empleador será el encargado de proveerle al empleado los elementos técnicos para desarrollar su trabajo: equipamiento -hardware y software-, las herramientas de trabajo y el soporte técnico necesario para el desempeño de las tareas y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización y mantenimiento de herramientas propias de quien trabaja.

El articulado de la medida consta de 22 puntos, entre los cuales se contempla la capacitación de los empleados, compensaciones de gastos, higiene y seguridad laboral, entre otras cuestiones.

En los fundamentos de la medida, los oficialistas explicaron que “la pandemia aceleró diversos procesos de cambio de conductas en la sociedad estrechamente asociado al uso de tecnología, donde podemos destacar el caso del trabajo a distancia o teletrabajo que ha resultado en una herramienta que brindó una respuesta favorable y eficiente a innumerables situaciones desatadas durante la emergencia sanitaria declarada en nuestro país y en diversos países del mundo, permitiendo de algún modo el desarrollo de esta nueva normalidad”.

“Existen informes que indican que aproximadamente 2,2 millones de trabajadores podrían realizar tareas laborales por medios telemáticos”, recordaron e insistieron en que “esta modalidad es clave para sobrellevar la emergencia actual del Covid-19 así también como para pensar a mediano y largo plazo en una regulación general en el ámbito de las relaciones laborales públicas y privadas”.

Al mismo tiempo que señalaron que “el home office, teletrabajo o trabajo remoto permite, entre otros beneficios, ahorrar tiempo y costos al evitar el desplazamiento entre el domicilio y el trabajo, reducir la congestión de tráfico y las emisiones de carbono para cuidar el medio ambiente, conciliar la vida familiar, social y laboral, evitar el contagio masivo de enfermedades de transmisión viral, reducir el espacio de trabajo en instalaciones del organismo o facilitar la existencia de otros espacios con diferentes costos, incrementar la productividad teniendo en cuenta mayor autonomía, libertad y comodidad de los trabajadores, disminuir la tasa de ausentismo laboral y en general optimizar la relación laboral”.

“Esto es una realidad aún más en un contexto de pandemia en el cual quedó desmostrado que el trabajo remoto es una herramienta que garantiza eficiencia y eficacia independientemente de la presencia física del trabajador en su lugar de trabajo”,