PRESUPUESTO 2021
10/12/2020
Santoro acusó a Larreta de "victimizarse" por en la discusión de la coparticipación
Este jueves 10 de diciembre se votó en la Legislatura Porteña el Presupuesto para el 2021 el Diputado por el Frente de Todos, Leandro Santoro criticó la política de ajuste del oficialismo y apuntó contra los nuevos impuestos que implementará el Jefe de Gobierno y los gastos escandalosos en la Justicia porteña.
El diputado Santoro acusó a Larreta de "victimizarse" por en la discusión de la coparticipación y de esa manera justificar un ajuste que no es de este año, sino que empezó en el 2007 cuando asumieron la Jefatura de Gobierno. "Vengo escuchando hace varios días que no tuvieron más remedio que hacer este ajuste. Esto es francamente una mentira. Una mentira que quienes vivimos en la Ciudad, quienes trabajamos en la Ciudad, quienes amamos la Ciudad, venimos padeciendo desde el año 2007. Históricamente se fueron votando en esta Legislatura presupuestos de ajuste" sostuvo.

En su discurso agregó que durante la gestión PRO en CABA la presión fiscal aumentó, en un contexto de crecimiento del PBG, y sin embargo los recursos nunca alcanzaron: siempre creció también el endeudamiento, y siempre hubo déficit. Agregó que sistemáticamente cayeron los presupuestos en Salud y Educación.

Sobre la coparticipación, agregó que "han tratado de convencer a los porteños y las porteñas, al conjunto de los argentinos y las argentinas que lo que hubo fue una actitud arbitraria por parte del Presidente de la Nación y no es cierto. Lo que efectivamente sucede es que apenas asume Macri modifica una parte de la coparticipación no solamente para financiar la Policía Federal que se estaba transfiriendo sino que además se pasa un excedente que le servía a Larreta para hacerse cargo de las deudas que había asumido el Presidente Macri cuando fue Jefe de Gobierno".

El plus de coparticipación se explica en ese contexto, en el cual nunca alcanzaron los recursos. La irresponsabilidad del Gobierno Porteño reside en haber tomado esos recursos extraordinarios, entregados por decreto, como un recurso ordinario de manera permanente. Sin embargo, no se exigió a Nación garantizar esos recursos por Ley. Si no lo hicieron fue no por falta de votos en las Cámaras, sino porque tenían a los 23 Gobernadores en contra: nadie hubiera aceptado una transferencia de recursos a la provincia del Presidente.

Para Leandro Santoro, no sorprende este manejo discrecional de fondos porque "Macri hace trampa con los números", y citó el ejemplo del caso del Correo Argentino, donde el ex Presidente resolvió pagar $500 millones en cuotas durante 15 años. Y cuando hablamos del Poder Judicial de la Ciudad no hablamos ni de Comodoro Py ni de Tribunales. Hablamos de un Poder Judicial que nadie conoce y que no tiene sentencias ni condenas porque se la pasa archivando causas. Esta es la verdadera caja negra de la política".

Pese a dedicarse mayormente a contravenciones, el costo total es de $37.000 millones. Finamente sostuvo que esta hipertrofia del Poder Judicial porteño es "un secreto a voces. Lo sabe la política, lo sabe la casta judicial, lo sabe el círculo rojo, lo saben los periodistas. A partir de hoy, también lo sabe la gente", según la Procuración General de la Nación, los $4.700 millones.

"Esa es la trampa que hace Macri para administrar el Estado, lo mismo que hacía con sus negocios, y como así administra los recursos públicos, era imposible que esa ley pudiera pasar por el Congreso." Como Larreta no creó un fondo de reserva contracíclico ni previó que estos recursos transferidos de manera discrecional por decreto podían terminar, hoy decide transferirle el problema a la gente. En ese marco es que se crea el nuevo impuesto a las tarjetas de crédito, a la vez que se arancela el servicio público de bicicletas, vuelven las grúas de acarreo, se podrán crear hasta 130 mil espacios medidos de estacionamiento y se aumentan los peajes un 55%, por encima de la inflación proyectada. Pero el ajuste no se ve sólo por el lado del impuestazo sino también por el recorte en gastos contracíclicos. En comparación con el año 2019 (dado que con el 2020 es difícil comparar por las reasignaciones y paralización de muchas partidas por la emergencia creada por la pandemia) caen las inversiones en gastos de capital, servicios económicos y servicio sociales. Todo lo contrario ocurre en la Provincia de Buenos Aires, donde esas inversiones se incrementan considerablemente. Para Santoro este presupuesto es tanto regresivo como recesivo. Por último, criticó la manera en que se ejecuta el gasto en la Ciudad de Buenos Aires. Sostuvo que "no solo la matriz regresiva de la recaudación determina el modelo de Ciudad que tienen, y el modelo de país que tienen en mente para la Argentina, donde efectivamente el costo lo pagan los más humildes y los trabajadores, sino que también en la composición del gasto se ve el sesgo ideológico del Presupuesto". Hizo énfasis en partidas superfluas como los 2.400 millones de pesos destinados a Propaganda y Publicidad, y en las compras escandalosas que se dieron este año, cuando se pagaron $3.000 por barbijo o cuando se contrataron los hoteles de la hermana de Larreta. Sin embargo, el mayor problema se halla en la Justicia porteña cuyo gasto se lleva el 48% de todo lo destinado a la Administración Pública. "El problema del gasto no es la Seguridad. Si somos valientes, tenemos que animarnos a dar una discusión que hace años es un secreto a voces en esta Legislatura. El verdadero agujero fiscal es el