INTERNA
02-07-2022

Con Perón, CFK lanzó otro dardo a Alberto: "Agarró la lapicera y no la largó más"

La vicepresidenta encabeza esta tarde un acto en Ensenada para recordar a Perón a 48 años de su muerte. En el escenario la acompañan los intendentes Secco y Mussi. El jefe de Estado, ayer, la cruzó por sus dichos sobre el poder y los planes sociales.

Con Perón, CFK lanzó otro dardo a Alberto:

Tal como lo anticipó LaTecla.Info, la vicepresidenta Cristina Kirchner encabeza un acto en Ensenada, comandado por el intendente ultra K, Mario Secco, donde se realiza un homenaje a Juan Domingo Perón a 48 años de su muerte.

Entre los presentes se encuentran ministros de Nación y Provincia, el gobernador Axel Kicillof, dirigentes gremiales y partidarios, intendentes y la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, entre otros invitados especiales.

En una nueva metáfora para disparar sobre la conducción de Alberto Fernández, Cristina recordó que "en junio, Perón pidió ir al Departamento Nacional del Trabajo, en noviembre consigue transformarlo en Secretaría de Trabajo y Previsión, ahí cazó la lapicera y no la largó más".

Además, recordó que cuando falleció el expresidente "estaba preparando una materia para rendir en la facultad de Derecho, estaba estudiando. Sonó el teléfono, era mi vieja llorando como una magdalena porque se murió Perón".

Tras señalar que "a Perón lo atacaron porque usaba la lapicera", y al repasar algunas de sus políticas, sostuvo que más que leer a Perón lo observaba, "porque hay que ver lo que los políticos hacen y no lo que dicen".

"Cuando lo encarcelan, los patrones le decían a los trabajadores que le fueran a pedir el aguinaldo a Perón y fueron, así se hizo el 17 de octubre. Ensenada y Berisso son el kilómetro cero del peronismo", mencionó. 

Además hizo una reivindicación del Procurador del Tesoro, Carlos Zaninni, por destrabar la adjudicación del gasoducto Néstor Kirchner. "¿Vieron?, hay funcionarios que sí funcionan, hoy estoy positiva, hoy pum para arriba", ironizó.

En referencia a su encuentro con el economista Carlos Melconián, explicó: "Quiero escuchar a todos, porque a lo mejor yo estoy equivocada, quiero ver si me convencen. Tuvimos una coincidencia y es en la economía bimonetaria. Creo que es el principal problema para la economía bimonetaria", dijo.

Además, cuestionó la idea del ministro de Economía, Martín Guzmán, respecto de la responsabilidad del déficit fiscal sobre la inflación. "Debemos discutir en serio las causas de la inflación", sostuvo.

Seguidamente apuntó a la polémica por sus dichos sobre los planes sociales. "Cuando fui presidenta era un deporte nacional, por parte de los medios hegemónicos, hacerme decir cosas que yo no decía. Y ahora lo hacen algunos de los nuestros".
 
"Cuando me referí a las políticas sociales hablé de tres fenómenos: que no debíamos tercerizar las políticas, que las altas y las bajas no las podía manejar un político y no el Estado. Y me dijeron de todo, que queríamos terminar con los planes sociales", explicó.

Más adelante enfatizó que "tenemos que empezar a discutir un ingreso universal básico", reconociendo que habló del tema con Juan Grabois, dirigente social de la Utep. Y explicó que eso significa "independencia para el beneficiario, que no dependa del favor de nadie".

Por su parte Secco, destacando la presencia del histórico intendente de Berazategui, Juan José Mussi, dijo a CFK: “Te quiero un montón, esta es la tierra que te vio nacer”, 

Al recordar los orígenes del peronismo, el alcalde ultrak lanzó su primer dardo: “Aquellos hombres y mujeres nos enseñaron a no traicionar, y pensar que algunos no aprendieron nada".

 Luego de un repaso histórico, aseguró que “luego llegó Néstor Kirchner para llenar nuestros corazones”, asegurando que ambos “quedan en la inmortalidad de todos nosotros”.

Secco añadie que "Entre Néstor y Cristina nos llenaron de esperanza, nos ayudaron a industrializarnos y llegamos a ser la ciudad de la Provincia que más aporta al producto bruto nacional".

“Los gobiernos liberales nunca ayudaron al pueblo, por eso no entiendo a esos tarados que votan a sus verdugos creyendo que los van a sacar adelante”, lanzó, y mencionó: "Nunca tuve una compañera que tenga tanto coraje", en referencia a la vicepresidenta.

A su turno, el alcalde de Berazategui hizo un llamado a la unidad del peronismo ("no la pido, la exijo, mencionó"), asegurando que "el peronismo persiste en la Argentina, y nosotros tenemos la obligación de que siga persistiendo".

Luego de pedir que "nunca más vuelva el liberalismo", y confesar que "si vuelve Macri me muero", recordó: "Yo fui adversario electoral de Néstor. El me llamó a los dos meses y me dijo che, por qué no nos dejamos de joder, si nosotros nos peleamos jodemos a los vecinos de Berazategui,, y yo no vine a joder a los argentinos".


Ayer, el Presidente le respondió a su compañera de fórmula sobre sus dichos acerca del uso de la lapicera y el crecimiento de los planes sociales.

"El poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, sino la capacidad de convencer. Convencer es una tarea más ardua, pero más segura. Perón convenció a millones que lo sienten vivo. Nunca necesitó de una lapicera", dijo Alberto en relación con los dichos de la vice.

"Perón supo que había momentos para usar las herramientas de la derecha y la izquierda. Los usaba para defender los derechos. Hoy estamos acá porque nos sentimos comprometidos con el legado de Perón. Cuando digo primeros los últimos, digo apoyar a la producción, al que da trabajo, al que está en situación de pobreza, reconocer que hay una economía naciente que es la economía popular y darle vida. Esta no es una discusión de planes sociales, es una realidad. Es un mundo que como vivió la Revolución Industrial, la revolución digital trae nuevas crisis y tenemos que atenderlas. Abrazarlos es reconocerlos como actores de la sociedad que son", agregó.

La última vez que habló Cristina fue el 20 de junio en Avellaneda, al cerrar el plenario de la CTA, donde habló de la crisis económica, disparó contra los formadores de precios y apuntó a la gestión anterior.