ENTREGARA TARJETAS TELEFONICAS
07/08
Nación socorre a las villas de la Ciudad y garantizará el acceso a la conectividad
Pese a las medidas judiciales que obligan al gobierno porteño a garantizar la conectividad y los proyectos legislativos que buscan hacer frente a la problemática y la falta de respuestas por el ejecutivo larretista. El gobierno nacional tomó cartas sobre el asunto para garantizar el acceso a internet en barrios vulnerables porteños.
Como contó Revista Qué en diferentes publicaciones, el gobierno porteño hace caso omiso y no garantiza la conectividad y notebooks a los chicos de barrios vulnerables que no tienen la posibilidad de acceder a la educación virtual, producto del aislamiento social

Por un lado el Juez Gallardo declaró incumplida las medidas cautelares que obligaban al gobierno porteño a brindar internet y computadoras a estudiantes de barrios populares que no han podido acceder a la educación virtual por faltas de herramientas para poder estudiar. En ese sentido la Justicia intimó al jefe de Gobierno porteño y a su ministra de Educación a su cumplimiento bajo apercibimiento de remitir copia del expediente a la Justicia Penal por la posible comisión del delito de desobediencia judicial, pero desde el ejecutivo hicieron caso omiso.

 
Ahora, intervino el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) que entregará 26.100 tarjetas telefónicas por un valor de $250 pesos cada una, para atender a los sectores más vulnerables de los barrios de la Ciudad y garantizar su acceso a la conectividad. La recibirán organizaciones sociales y religiosas que realicen trabajos en esos barrios, centros de gestión y participación comunales, y el SEDRONAR. Los barrios que recibirán las tarjetas son Villa 31, Villa 1-11-14, Villa 20, Villa Ciudad Oculta, Barrio Inta, Villa 21-24, Villa Soldati, Barrio Piletones, Villa 21 y Playón de Chacarita.

Esta entrega se enmarca en el “Proyecto Barrios Populares de la Ciudad - Conectividad para Servicios de Comunicaciones Móviles”, que tiene como fin garantizar que las zonas sin acceso a Internet de la capital del país puedan suplir esa carencia en el menor plazo posible.

El mismo forma parte del “Programa de Emergencia para Garantizar el Acceso a Servicios TIC para Habitantes de Barrios Populares en el Marco de la Pandemia COVID-19”, el cual se incluye en las políticas impulsadas por el Estado nacional para atenuar los efectos del coronavirus en los ciudadanos, particularmente desde el punto de vista económico y social.

Cabe recordar que legisladores porteño trabajaron en iniciativas para que estudiantes puedan acceder al servicio de conectividad pero los proyectos no vieron la luz. Uno de los proyectos fue del legislador porteño Santiago Roberto del Frente de Todos que buscó crear el programa "Reconectar para la Educación a Distancia (RED)", para poder garantizar el acceso gratuito a internet a los alumnos de todos los niveles y modalidades de educación pública de la Ciudad para que puedan estudiar a distancia mientras dure el aislamiento por el Covid 19.

La idea era que el Ministerio de Educación e Innovación, a través del programa RED le entregara a cada alumno una tarjeta SIM de telefonía celular con tecnología 4G, precargada con 5Gb de capacidad de transmisión/recepción de datos por mes hasta que vuelvan las clases de manera presencial. La mismas serán recargables sin costo cada 30 días, a través de los sistemas automáticos de las prestadoras de telefonía.

A principios de abril, la legisladora porteña María Bielli (Frente de Todos) también había elaborado una iniciativa para que se garantizara el acceso inalámbrico gratuito a Internet en los barrios, villas y complejos más postergados de la Ciudad, pero el proyecto tampoco vio la luz.

La idea de la iniciativa era reducir la brecha digital existente en el distrito, facilitar el acceso a las plataformas digitales de aprendizaje a niños, niñas y adolescentes, garantizar el acceso al teletrabajo y a las herramientas online del gobierno de la Ciudad, pero el proyecto no vio la luz y no fue tratado en la Legislatura.

"En los barrios la falta general de acceso a servicios como agua, luz y gas se suma a la imposibilidad de acceder a internet. Esta pandemia nos demostró lo necesario también que es el acceso a la red: miles de chicos y adolescentes se quedan hoy afuera de las respuestas digitales del sistema educativo porque sus padres o no pueden pagar el servicio o directamente no pueden acceder a él”, afirmó la diputada María Bielli.